Dolor de espalda

Está a punto de abandonar el sitio web de Dolo-Neurobión® y será redirigido a un sitio web externo. ¿Quieres irte?

dolor de espalda
El dolor no es el único síntoma que acompaña a algunas enfermedades

Dolor de espalda

Dolor de espalda, dolor de espalda baja o lumbalgia.

El dolor de espalda es una de las razones más frecuentes por las cuales las personas acuden al médico o no van a trabajar, y una de las principales causas de discapacidad en el mundo.

 

La mayoría de las personas tiene dolor de espalda al menos una vez en la vida.1

 

Es más común en hombres que en mujeres.2

 

Afortunadamente, existen medidas que ayudan a prevenir o aliviar la mayoría de los episodios de dolor de espalda.1

 

Los signos y síntomas del dolor lumbar pueden ser:

 

• Dolor muscular

 

• Dolor intenso o palpitante

 

• Dolor que corre hacia la pierna derecha o izquierda

 

• Deterioro de la movilidad

¿Qué causa el dolor lumbar?

El dolor lumbar o el lumbago puede aparecer sin una causa específica.1

 

Algunos trastornos relacionados con este dolor son:

 

Daño muscular o lesión del ligamento:2

 

Levantar objetos pesados repetidamente o hacer un movimiento repentino incorrecto puede tensar los músculos de la espalda y los ligamentos de la columna vertebral. Si la condición física no es buena, el esfuerzo constante de la espalda podría causar espasmos musculares dolorosos.1

¿Qué puede aumentar el riesgo de dolor lumbar?

Todos pueden tener dolor de espalda, incluso niños y adolescentes. La investigación aún no ha demostrado las causas del dolor de espalda.

 

Sin embargo, estos factores pueden aumentar el riesgo de padecer dolor:1

 

Edad: el dolor de espalda es más común a medida que aumenta la edad, en especial a partir de los 30 a 40 años.1

 

Falta de ejercicio: los músculos débiles y no utilizados de la espalda pueden causar dolor de ésta.

 

Sobrepeso: llevar demasiado peso hace que la espalda haga más esfuerzo.

 

Levantar objetos de forma inapropiada: usar la espalda en lugar de las piernas puede causar dolor de espalda.

 

Trastornos psicológicos: las personas propensas a la depresión y la ansiedad parecen tener un mayor riesgo de sufrir dolor de espalda.

 

¿Qué se puede hacer para prevenir la lumbalgia?

 

Ejercicio: las actividades aeróbicas regulares de bajo impacto, aquellas que no ejercen presión o tensión en la espalda, pueden aumentar la fuerza de la espalda y permitir que los músculos funcionen mejor. Caminar y nadar son buenas opciones.1

 

Desarrollar fuerza muscular y flexibilidad: los ejercicios abdominales y de los músculos de la espalda (ejercicios de fortalecimiento en el área central) ayudan a acondicionar estos músculos para que trabajen juntos como un corsé natural para la espalda. La flexibilidad en las caderas y las piernas superiores alinea los huesos de la pelvis y mejora la postura de la espalda.1

 

Mantener un peso saludable: el sobrepeso tensiona los músculos de la espalda. Perder peso puede prevenir el dolor de espalda.1

 

Pararse bien: una buena postura puede ayudar a reducir el estrés en los músculos de la espalda.1

 

Sentarse bien: elige un asiento con buen soporte lumbar, reposabrazos y base giratoria. Cambiar la posición con frecuencia, al menos cada media hora.1

 

Levantar peso de forma inteligente: si es posible, evitar levantar objetos pesados. Buscar ayuda para levantar el objeto si es pesado o difícil de mover.1

 

Importante: Antes de comenzar cualquier actividad, debe consultar a un médico. Esta información no remplaza la consulta con el médico.

No se administre en menores de 12 años, ni en el embarazo y lactancia.
Si persisten las molestias, consulte a su médico.

Artículos relacionados