Síntomas de lumbalgia

Está a punto de abandonar el sitio web de Dolo-Neurobión® y será redirigido a un sitio web externo. ¿Quieres irte?

Síntomas de lumbalgia

El dolor de espalda baja o lumbalgia es un problema de salud muy común que afecta a 8 de cada 10 personas en todo el mundo.1,2

 

Es una de las principales causas de limitación de las actividades y faltas al trabajo.1

El dolor de espalda baja se caracteriza por presentar los siguientes síntomas:

• Dolor sordo; el dolor continuo de espalda se describe como sordo más que ardoroso o punzante. Este tipo de dolor puede estar acompañado por espasmos musculares leves o severos, limitación del movimiento, y molestia en la cadera y la pelvis.3

• Dolor que se corre hasta los glúteos, piernas y pies; algunas veces el dolor de espalda baja incluye una sensación punzante, de hormigueo o de entumecimiento que se corre hacia los muslos, las piernas y los pies.3

 

• Dolor que empeora después de estar sentado. El estar sentado ejerce presión sobre los discos de la columna, lo que provoca que el dolor de espalda baja empeore después de permanecer sentado por largos periodos de tiempo.3


• Dolor que mejora al cambiar de posición. Dependiendo de la causa del dolor, algunas posiciones pueden ser más cómodas que otras.3

• Dolor que empeora después de despertarse y después de moverse. Muchas de las personas que sufren dolor de espalda baja tienen síntomas que empeoran sobre todo en las mañanas. Sin embargo, una vez que se levantan de la cama y hacen sus actividades diarias, los síntomas mejoran. El dolor matutino se debe a rigidez causada por largos periodos de reposo, la calidad del colchón y el número de almohadas utilizadas.3

Guía de actividades para manejar el dolor de espalda baja

Modificar algunas actividades y aprender técnicas para disminuir el estrés en la espalda son importantes para controlar el dolor de espalda baja. Debido a que el dolor de espalda baja puede reaparecer, los cambios en el estilo de vida pueden funcionar como una forma de prevención de episodios futuros.4

 

• No se recomienda estar en cama por mucho tiempo. El reposo excesivo en cama puede debilitar los músculos y alentar la recuperación.

 

• Mantener una buena postura. Una postura inadecuada puede poner más presión en la espalda baja; para evitar esto hay que sentarse y pararse derecho además de evitar sentarse en la cama.

 

• Hacer ejercicio. Deben practicarse ejercicios para estirar y fortalecer los músculos de la espalda.

 

• Perder peso. Mantener un peso saludable es importante para la salud en general. Tener kilos de más aumenta la posibilidad de volver a lastimarse la espalda.

IMPORTANTE: Debe consultar con su médico antes de iniciar cualquier actividad. Esta información no sustituye la consulta con el médico.

Artículos relacionados